Palma de Mallorca
 

Index
 
 
 
 
 
Correo
 
LAS FIGURAS


Recursos estilísticos. Son, como su nombre indica, todos aquellos
procedimientos de lenguaje de que se vale un autor para hacer más ex-
presiva su obra.

En efecto, asi como cuando hablamos en la vida corriente lo hacemos
de un modo descuidado y sin preocupación alguna, el que prepara una
obra literaria piensa muy bien las frases, hace una selección del vocabu-
lario y dispone de una manera especial las construcciones y el pensamiento,
con el fin de hacer más expresivo el lenguaje empleado.

Las Figuras. - Uno de los más importantes recursos de estilo son las
FIGURAS.  Cualquier cambio que efectuemos en la expresión habitual, con
el fin de hacerla más intensa, da lugar a una figura. Ello representa un
ornamento del estilo, y suele llamar la atención del que escucha, desper-
tando al mismo tiempo una emoción a obligando a un esfuerzo intelectual.
Tradícionalmente se habla de "fíguras de dicción" y "de pensamiento".

Figuras de dicción. Se basan en una especial disposición de las pa-
labras, de modo que si aquélla, altera, desaparece la figura.
Las figuras de dicción pueden lograrse por varios medios:

1.0 La adición de unos vocablos. Entre ellas existe el EPITETO. Es el
uso de un adjetivo aparentemente innecesario y que atribuye al nombre
al que acompaña una cualidad que le pertenece ya de por sí.

La blanca nieve. La luminosa mañana. Las doradas mieses.

Generahnente precede al nombre, y aunque parezca superfluo sirve
para destacar en las cosas su cualidad más significativa.

El PLEONASMO consiste en insistir en el sentido de un vocablo, sin añadir
ningún dato nuevo a su significación.

Lo cogí con mis propias manos. Vúela por el aire.

Mediante la ACUMULACION DE SINONIMOS, una vez nombrada una cosa
por su nombre, seguimos añadiendo palabras de sígnicación análoga.

Era un hombre frío, despegado, indiferente a todo.

En el POLISINDETON, se repiten más conjunciones de las necesarias y la
frase entera se tiñe con ello de una afectividad-especial.

Venía cansado, y aburrido y disgustado, y dispuesto a no volver.

2.- Por supresión de palabras.

ASINDETON. Es la figura contraria al Polisíndeton. Las conjunciones se
suprimen totalmente y el conjunto se hace más rápido, dinámico y contun-
dente

Venía cansado, aburrído, disgustado, dispuesto a no volver.

ELIPSIS.  Basada también en la supresión, consiste en callar algún ele-
mento de la frase. Con ello se destaca la idea principal. Nótese cómo en la
frase siguiente falta el verbo 'ser'

Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Muchas exclamaciones e interjecciones tienen su origen en la elipsis.

¡Fuego¡ ¡Socorro!

3. Por repetición.  Estas figuras tienen su origen en el poderoso efec-
to que él ritmo ejerce sobre la sensibilidad humana. En este caso, la
REITERACION de algunas palabras desvela la atención del oyente y en muchos
casos hace más intenso el sentido. Las más frecuentes son la Anáfora y la
Reduplicación.

La ANµFORA consiste en la repetición de una o varias palabras al princi-
pio de frases análogas, o al comienzo de cada verso, en las poesías:

Tan airoso, tan ligero, tan gallardo era su porte...

En la REDUPLICACION las palabras repetidas son contiguas.

El mar estaba azul, azul.

El adjetivo en esta frase se intensifica, por el hecho de repetirse.
Lugar aparte merece el RETRUECANO, por el que se vuelven a decir
las mismas palabras de una frase, pero en orden inverso, de manera que
la significación de la segunda presenta contraste con la de la primera.

Hay que comer para vivir, y no vivir para comer.

Por combinación.

La ALITERACION, a la que nos hemos referido en la lección segunda, la
utilizan generalmente los poetas y consiste en combinar repetidamente cier-
tos sonidos en la frase, para aumentar la sugestión rítmica.
Obsérvese el juego de los sonidos labiales y líquidos en este verso:

La libélula vaga de una vaga ílusión.

HlPERBATON. Se llama asi la alteración del orden normal de los ele-
mentos de la frase - considerando como normal el orden siguiente: sujeto,
predicado, complemento directo, complemento indirecto, complemento cir-
cunstancial, hasta el punto de sentir como forzada la expresión.

Leerá mañana Juan estas páginas

en lugar de

Juan leerá estas páginas mañana

EQUIVOCO.  Consiste en el uso de palabras homónimas o de vocablos
que pueden entenderse en varios sentidos. Ello se presta mucho a chistes
y agudezas.

Como yo tengo en estos ojos dos viejas, en vez de niñas, todo lo descubro.

PARONOMASIA. Consiste en reunir voces de sonido muy semejante que,
sin embargo, tienen significación muy dispar. Con ello se obliga al oyente
a un esfuerzo intelectual con el que se subraya mucho más la diferencia
de sentido.

Allí se vive porque se bebe

Existen muchas más figuras por combinación, pero todas se reducen
a un juego de palabras, en el que la proximidad entre ciertas voces destaca
mejor su significado.

Figuras de pensamiento. - Son aquellas en las que la frase cobra un
sentido especial, independientemente de las palabras que se usen y de
su colocación.

Se dividen en descriptivas, lógicas y patéticas.

1. Figuras descriptivas son las que se utilizan, como su nombre in-
dica para describir la realidad de un modo plástico
estaca entre ellas la DESCRIPCION, o sea la enumeración de los rasgos
sensibles de una cosa, de modo semejante a lo que ocurre en la pintura.
La descripción se llama RETRATO cuando presenta los caracteres físicos
y morales de una persona, y ETOPEYA cuando sólo se trata de caracteres
morales.  He aqui un ejemplo de retrato.

El viandante es de rostro aguileño, cabello castaño y frente lisa y de-
sembarazada. Sus ojos son alegres y su nariz es corva aunque bien propor-
cionada. Grandes bigotes ensombrecen la boca.  Si se levantara, le veríamos
ligeramente cargado de espaldas.

2. Figuras lógicas. Son las formas empleadas para expresar los pen-
samientos con todos los matices que puedan hacerlos más claros, y más
precisos sin ninguna intención de conmover al oyente.

Las principales son

COMPARACIàN 0 SIMIL. Consiste en comparar un hecho de la realidad
con otro que posee las mismas cualidades en mayor grado. De este modo
el hecho real adquiere la calidad del evocado y con ello se hace más
expresivo.

El guerrero corría semejante a un torrente desbordado, que ha roto
los diques en su rápido curso.

La PERIFRASIS se produce cuando en vez de nombrar una cosa por su
nombre lo hacemos dando un rodeo, aludiendo a otras cosas que nos la
sugieran o nos la recuerden.  Góngora alude al cisne llamándole:

Aquel ave que dulce muere, y en las aguas mora

porque, según la leyenda, la voz ronca del cisne se hace melodioso cuan-
do el animal va a morir.

ANTITESIS O CONTRASTE. En ella se oponen dos ideas, que por el hecho
de contraponerse, adquieren mayor relieve.

La cuna empieza a ser sepultura, y la sepultura cuna a la postrera vida.

PARADOJA. Es la figura que encierra una contradicción sólo aparente,
porque en el fondo está llena de sentido,.

Mi vida vive muriendo,
si viviese, moriría,
porque muriendo saldría
del mal que siento viviendo.

Aqui, por ejemplo, la paradoja "si viviese moriria" significa que la vida
con dolor equivale a la muerte.

GRADACION. Llamada también CLIMAX, despierta extraordinariamente el
interés del lector, porque pone las ideas en serie progresiva de significación,
bien ascendente, bien descendente.

En corto espacio de tiempo se penso, se consultó, se aprobó, y se caminó
a su ejecución.

La expresión, en muy pocas palabras, de un pensamiento profundo - fre-
cuentemente de tipo moral - toma diversos nombres que en general se
usan indistintamente

Sin embargo, podría decirse que cuando se trata de un pensamiento de
origen culto y, a menudo, de autor conocido, recibe los nombres de SENTENCIA,
MAXIMA O PROVERBIO.

La fortuna ayuda a los audaces (Virgilio)

A la sentencia de tipo moral y de origen popular que forma parte del
tesoro de sabiduría de todos los pueblos, se le llama, en cambio, REFRAN
o ADAGIO.

Dime con quién andas y te diré quién eres.

3. Figuras patéticas. Son las figuras de pensamiento en las que se
varía la expresión habitual con el ánimo de conmover mejor a los oyentes.

Encontramos entre ellas:

La EXCLAMACION. Equivale a un desahogo de los sentimientos que nos
embargan y oprimen. La exclamación se suele poner entre signos de ad-
miración y se intercala en el discurso, interrumpiéndolo.

Estos, Fabio, ¡ay dolor!, que ves ahora,
campos de soledad, mustio collado,
fueron un tiempo Itálica famosa...

INTERROGACION. En este caso no se trata de una pregunta normal, de
la que esperamos una respuesta. Sólo es interrogativa en la forma, pero, de
hecho, viene a confirmar apasionadamente nuestra opinión, o a expresar
nuestros sentimientos.

¿No palpita vuestro pecho,
no se hiela vuestra sangre,
no se anonada y confunde
vuestro corazón cobarde
con mí presencia?...

PROSOPOPEYA O PERSONIFICACIàN. Consiste en atribuir a las cosas iner-
tes, aptitudes o actividades propias de los seres vivo.

La sombra se veía
venir corriendo apríesa
ya por la falda espesa
del altísimo monte.

APOSTROFE. - Lo hacemos cuando dirigimos vivamente. la palabra a
otros seres, tanto si son seres vivos como ideas abstractas. En los casos en
que el ser a quien nos dirigimos es inanimado o abstracto, el apóstrofe
presupone una personificación.

¡Ah, campos de mi tierra, qué bellos sois!

DEPRECACION.- Se hace al manifestar una súplica.

¡No me abandonéis, oh, padres

ImPRECACION. - Se utiliza al desear un mal a los demás.

¡que Dios te confunda!

EXECRACION. - En ella el mal nos lo deseamos a nosotros mismos)

Infierno, abre tu boca y trágame.

IRONIA. - Estriba en decir lo contrario de lo que se quiere dar a enten-
der. Tiene generamente una intención burlesca, intención que se nota más
porque su comprensión obliga a un esfuerzo.

Cuando alguien no entiende una cosa muy sencilla que le estamos ex-
plicando, podemos decirle con ironia: ¡Eres un lince!

SARCASMO.- Es la misma ironía cuando la burla resulta cruel.

Brilla radiante el sol, la primavera
los campos pinta en la estación florida:
truéquese en risa mi dolor profundo...
Que haya un cadáver más, ¿qué importa al mundo?

exclama Espronceda ante la muerte de su amada.

HIPERBOLE O EXAGERACION.- Como su nombre indica, consiste en exa-
gerar lo que afirmamos, movidos por un sentimiento intenso.

Esta casa es un infierno.




Pep Cardona. Diciembre 1996. Palma de Mallorca.